domingo, 2 de marzo de 2008

Terraplén de Rebeldía





-Escritor: Surgió del brillo más ingrato de mi mente; apacible de presencia, un perfecto secuaz a la hora del desahogo, pero un verdadero traidor del ingenio; ¿Quién osaría cuestionar a su propio creador?

-Personaje: Creador de fuego y ceniza de la cual emergió este gastado cuerpo, cuerpo que vive en el más oscuro infierno de la mente más torcida del planeta...

-Escritor: La más lúcida a la hora de los brotes de tinta sobre el papel, el mismo que reclamas para poder existir, que reclamas para que yo engendre otro día más de tu vaga vida.

-Personaje: Mírenlo, tan imponente y lleno de fuerza; mírenlo, un simple loco egocéntrico... Cuestiónate a ti mismo "gran escultor de vida", ¿a quién le pertenece tu grandeza?, ¿a tu elegante pluma o a mí, el fruto de tu desquiciada cabeza?...

-Escritor: Desquiciado el peón que se rebela ante su rey y que con frágiles argumentos se enfrenta al alma del tablero... Recuerda, si lo deseo puedo desvanecerte lentamente, quemar tu mundo hoja por hoja y terminar de una sola vez con el dolor de cabeza de un rebelde imaginario...

-Personaje: Iluso, ¿derrocar mi existencia?, conseguirás sólo acabar con la tuya... Un personaje sin autor es un personaje despechado, pero un escritor sin creaciones no es escritor, no merece ser llamado creador. Yo puedo aguardar otra eternidad dentro de tu mente, pero tú, tú no soportarás un segundo en el anonimato... Ahora, retráctate, "pintor de ilusiones". Enfrenta tu realidad. Eres quien me ha otorgado la vida, pero soy yo quien maneja y controla tu existencia.


Günther Semler 25/01/08

3 comentarios:

Renate dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nekomaru dijo...

Creo que más que la punta de un iceberg, es una obra que habla por si sola, una obra completa.

Nunca dejes de escribir "escultor de vida", si las palabras fluyen, tu mente nunca se apagará al igual que tu corazón

Sigue adelante, azúl

unsilencioquenocalla dijo...

Siempre será para mí un agrado hacer navegar mis ojos por el oleaje apasionado de tus letras.
Creo que la temática que has elegido es de alto vuelo. Por lo mismo, demanda mucha elucubración,paciencia y constancia en el escribir para romper, avanzar y retroceder en la elaboración de ideas, hasta que poco a poco consigas quedar satisfecho con algunas líneas.
Mi ofrecimiento para que leas "Niebla" de Miguel de Unamuno está en pié. Puedes pasar a buscar la novela o "nivola" (como hubiera querido Unamuno) cuando quieras.

Sólo un tirón de orejas: todo lo bello y sugerente que escribes, se puede ir por la borda si no corriges los errores ortográficos (rebeldía)

Con mucho cariño, Walton